Lactancia materna: su importancia y consejos prácticos

¿Por qué es tan importante la lactancia materna? La leche materna es un alimento único que protege al bebé de múltiples enfermedades e infecciones, facilitando su crecimiento y desarrollo. También tiene múltiples beneficios para la salud la madre. Dar de mamar solo tiene ventajas.

Recordemos que un recién nacido es un pequeño que estuvo nueve meses dentro de un lugar más bien oscuro, meciéndose dentro de una bolsa de agua tibia, tranquilo, con escasos sonidos, conociendo la voz de su madre, sin usar su aparato respiratorio, ni su aparato digestivo y no necesitaba producir calor.

Al salir del vientre de su madre todo va a ser una catarata de estímulos que le van a provocar incomodidad, como calor, frío, nariz tapada, estornudos, hambre. Lo va a demostrar con llanto y solo se calmará con la cercanía de la madre y del pecho materno.

Por lo tanto, es fundamental que las  primeras dos  horas de vida el bebé esté en contacto íntimo con su madre, piel a piel, que es el facilitador más efectivo para el proceso de apego. Igual de importante es que durante el proceso de aprender a mamar no existan distractores (celulares, tables, tv) y solo  buenas compañías.

Es frecuente que el primer día las madres se quejen o preocupen porque los bebés duermen mucho; y que el segundo sea porque se despierten muy frecuente y lloren. Se calman con la teta: saben que alguien está cerca y los va a ayudar.

 

Recomendaciones

  • Tener un toallón grande adultos para fabricar el nido o pesebre donde se acomodará al niño/a, en donde dormirá siempre boca arriba (para disminuir el riesgo a muerte súbita) y protegido/a. Como un abrazo.
  • Tener corpiños cómodos con protectores mamarios para usar entre mamadas.
  • Tener alguna crema hidratante para la piel del bebé.
  • El mejor estímulo para tener más leche es que él bebe amamante con frecuencia, aunque sean pocos minutos.
  • Para prevenir las grietas del pezón, se recomienda variar las posiciones de amamantamiento, estimulando la posición en transversa (o de “pelota de rugby”). Tiene la ventaja de que la mano guía la cabeza del bebe hacia el pecho materno.
  • La madre debe comer bien, sin restricciones de ningún tipo. Nada de lo que madre coma le hace daño al bebé (a menos que tenga cesárea). No olvidar el desayuno ni la merienda.

EN CASA

La madre debe dormir siesta y en lo posible evitar otras actividades (es bueno estar preparada de antemano con alguien que le ayude en las semanas que siguen al parto).

Es importante que una pareja, familia y/o amigos den una mano con las tareas del hogar, o que simplemente sepan compartir momentos. Las  madres deben evitar quedarse solas  mucho tiempo.

 

NO COMPRAR

  • Chupetes durante el primer mes (su uso predispone a grietas de pezón porque los recién nacidos confunden la mamada).
  • Pezoneras.
  • Saca mocos (se puede lastimar la nariz del bebe, es más riesgoso que beneficioso).
  • Nebulizadores. Nebulizar a un niño pequeño con solución fisiológica sola  no es beneficioso y puede ser perjudicial (antes se creía que si tenía tos lo podíamos aliviar). Además hoy se usan otros recursos más prácticos y efectivos, como aerosoles  y aerocámaras.

 

Lactancia  y trabajo

Si la madre trabaja, es conveniente que comience a guardar leche materna desde los 20 días de vida del bebé, que es cuando comienza la mayor producción. Muchos creen que si sacan leche no van a tener luego cuando él bebe se prenda, y eso no es cierto.

Cuantas más veces se vacíen los pechos, más leche producirá la madre.

Sacar leche es bastante sencillo. Es  solo cuestión de verlo como una rutina, sencilla y efectiva, que luego redundará en beneficio del bebé.

La leche extraída se guarda en recipientes plásticos (de polietileno y no de policarbonato).

Se pueden juntar más de una vez en el día  y en un solo envase. Luego se freeza y dura 6 meses.

Cuando la madre trabaje, el día anterior se saca del freezer y se coloca en la parte general de la heladera para que se descongele lentamente. Luego se calienta suave y lentamente a baño María o debajo del agua caliente del a canilla.

También será importante que la madre se extraiga leche durante el trabajo, cada 2 horas aproximadamente para mantener el estímulo de lactancia.

 

¿Hasta cuándo la lactancia?

Exclusiva, sin otros alimentos  ni agua, hasta los 6 meses. Con otros alimentos hasta los 2 años, como mínimo, como recomienda la Organización Mundial de la Salud.

 

 

Por: Dr. Patricio Insaurralde, médico pediatra.