La importancia de la prevención: el autoexamen mamario

Se recomienda a todas las mujeres, a partir de los 20 años, realizar el autoexamen mamario una vez al mes, dado que es importante conocer la fisonomía de las mamas –incluso los cambios que se pueden observar durante el ciclo menstrual– para estar atentas a cualquier modificación que pudiera requerir la atención médica ante un bulto o nódulo palpable; cambios en la textura o enrojecimiento de la piel de las mamas; cambios en la textura y forma del pezón; secreción o sangrado por pezón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También a partir de los 20 años hay que comenzar a indagar sobre los antecedentes familiares de cáncer y otros factores de riesgo individuales; como así también recordarle al médico que realice una vez al año el examen clínico mamario.

Por otro lado, a partir de los 50 años y cada dos años se aconseja realizar una mamografía.

Se recomienda trabajar sobre el control de los factores de riesgo modificables con alimentación saludable, actividad física regular y control del consumo de alcohol y tabaco;  como así también sostener la lactancia materna hasta que el niño cumpla dos años; y el uso controlado de anticonceptivos hormonales y tratamientos hormonales de remplazo (THR).

 

Fuente: Ministerio de Salud de la provincia del Neuquén.