• Categoría de la entrada:Notas
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Con el lema «Las vacunas nos acercan», la Semana Mundial de la Inmunización 2021 (del 24 al 30 de abril) hace ímpetu en que la vacunación nos conecta a las personas, los objetivos y los momentos que nos importan más y contribuye a mejorar la salud de todos, en todas partes, a lo largo de toda la vida.

La inmunización es un logro ejemplar de la salud y el desarrollo a escala mundial, que salva millones de vidas cada año. Las vacunas reducen los riesgos de contraer enfermedades, y para ello refuerzan las defensas naturales del cuerpo a fin de desarrollar protección. Cuando usted recibe una vacuna, su sistema inmunitario responde.

Durante más de 200 años, las vacunas nos han protegido contra enfermedades que amenazan nuestras vidas e impiden nuestro desarrollo. Con su ayuda, podemos progresar sin el lastre de enfermedades como la viruela y la poliomielitis, que tienen un costo de cientos de millones de vidas para la humanidad.

Aunque no son una solución milagrosa, las vacunas nos ayudarán a avanzar en el camino hacia un mundo en el que podamos volver a estar juntos. Las propias vacunas siguen progresando, nos van acercando a un mundo libre de enfermedades como la tuberculosis y el cáncer del cuello uterino y están poniendo fin al sufrimiento provocado por enfermedades infantiles como el tétanos y el sarampión.

Las vacunas nos acercan a la posibilidad de hacer lo que nos gusta con nuestros seres queridos.

Hemos sacrificado mucho para mantener a nuestros seres queridos y a nuestra comunidad a salvo de la COVID-19: reuniones familiares, abrazos de los seres queridos, comidas con amigos y colegas.

Ahora, las vacunas representan el camino más claro para volver a la normalidad. Junto con otras medidas como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, la protección equitativa de las personas con vacunas seguras y eficaces ayudará a acabar con la pandemia y a acercarnos de nuevo.

Gracias a décadas de investigación y a los avances en la ciencia y la tecnología de las vacunas durante la pandemia, también estaremos mejor preparados para hacer frente a las enfermedades pasadas, presentes y futuras. 

Las vacunas nos acercan a un mundo en el que nadie sufrirá o morirá a causa de una enfermedad prevenible mediante vacunación.

Las vacunas son una de las mayores innovaciones científicas de todos los tiempos. En el último siglo, nos han permitido vislumbrar el fin de la poliomielitis y nos han ayudado a erradicar la viruela. Gracias a las vacunas, hoy miles de millones de personas viven sanas y protegidas de enfermedades que se pueden prevenir con vacunas, como el sarampión y la tos ferina.

Solo en los últimos 30 años la mortalidad infantil ha disminuido en más de un 50%, gracias en gran parte a las vacunas. Las vacunas ayudan ahora a proteger contra más de 20 enfermedades, desde la neumonía hasta el cáncer del cuello uterino y el ébola.

Sin embargo, millones de niños no reciben las vacunas infantiles básicas cada año. Aumentar el acceso a las vacunas en todas partes es la mejor manera de dar a todos los niños un comienzo saludable en la vida y protegerlos contra enfermedades prevenibles desde el nacimiento hasta la vejez.

Una de las mejores formas de proteger a tu hijo es seguir el calendario de. Cada vez que retrases una vacuna, estarás aumentando la vulnerabilidad de tu hijo a la enfermedad.

Consulta el calendario vacunación nacional

Las vacunas nos acercan a un mundo más sano y próspero.

En el mundo interconectado de hoy, un brote en cualquier lugar es una amenaza en todas partes. Las vacunas son una de las mejores herramientas que tenemos para mejorar la salud y el bienestar en todo el mundo.

La vacunación ayuda a los niños a convertirse en adultos sanos. Los niños vacunados y sanos pueden acudir a la escuela y cosechar los beneficios de la educación, y sus padres pueden participar en la fuerza de trabajo, lo que pone a las comunidades en la senda hacia una mayor prosperidad económica.

La inmunización también llega a más personas que cualquier otro servicio de salud, ya que conecta a las familias con los sistemas de atención de salud y garantiza que todos tengan acceso a la atención que necesitan.

Son una parte fundamental de la solución de la pandemia, pero no la única.

Las vacunas son una nueva herramienta crucial en la batalla contra la COVID-19. Trabajando con la mayor rapidez posible, los científicos de todo el mundo están colaborando e innovando para proporcionarnos pruebas, tratamientos y vacunas que, en conjunto, salvan vidas y pondrán fin a esta pandemia.  

Unas vacunas seguras y eficaces significarán un punto de inflexión: pero en el futuro inmediato debemos seguir usando mascarilla, manteniendo el distanciamiento físico y evitando las multitudes.

Si estamos unidos podremos terminar con la pandemia de COVID-19 y lograr un mundo más saludable para todos.

La inmunización es un componente esencial de la atención primaria de salud y un derecho humano incuestionable. Además, es una de las mejores inversiones en salud que puedan hacerse con dinero. Las vacunas también son esenciales para prevenir y controlar brotes de enfermedades infecciosas.

Fuente: Organización Mundial de la Salud