PREGUNTAS FRECUENTES

Los coronavirus son una familia de virus que proviene de otras especies pero a veces muta y puede infectar a humanos. En humanos, pueden causar enfermedades respiratorias que van desde resfríos leves a enfermedades graves.

Actualmente nos encontramos ante una pandemia (epidemia que se propaga a escala mundial) por un nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, que fue descubierto recientemente y causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

Los síntomas de COVID-19 y la gripe son generalmente muy similares. Ambos causan fiebre y síntomas respiratorios, que pueden variar de leves a graves y a veces ser fatales.

Ambos virus también se transmiten de la misma manera, al toser o estornudar, o por contacto con manos, superficies u objetos contaminados con el virus.

Lavarte las manos, cubrirte con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo al toser o estornudar y una buena limpieza del hogar son acciones importantes para prevenir ambas infecciones.

El riesgo de enfermedad grave parece ser mayor para COVID-19 que para gripe. Si bien la mayoría de las personas con COVID-19 tiene síntomas leves, aproximadamente 15% tienen infecciones graves y 5% requieren cuidados intensivos.

Una persona puede contraer el COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer el COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación del COVID-19.

No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante del coronovirus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

La principal forma de propagación de la enfermedad es a través de las gotículas respiratorias expelidas por alguien al toser. El riesgo de contraer COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen el COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión del COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

Medidas de protección para todas las personas

Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19. Las autoridades chinas y las de otros países han conseguido enlentecer o detener el avance de los brotes, pero la situación es impredecible y es necesario comprobar con regularidad las noticias más recientes.

Hay varias precauciones que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar COVID-19:

Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.

Mantenga una distancia mínima de 1 metro entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus del COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca
¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.
¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y el COVID-19.

Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

La población más vulnerable son los mayores de 65 años. A estas personas se les recomienda:

  • – Reforzar las recomendaciones de prevención de infecciones respiratorias.
  • – No automedicarse. No subestimar ninguna manifestación clínica.
  • – Minimizar las actividades sociales, fundamentalmente lugares cerrados con concurrencia importante de personas.
  • – Consulta inmediata ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios (tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria): seguir las recomendaciones de la jurisdicción en la que reside en relación con la modalidad de consulta. Se recomienda que sea a través de la atención a telefónica para disminuir el riesgo y organizar la consulta posterior.
  • – Recibir la vacuna antigripal y el esquema secuencial contra el neumococo según recomendaciones nacionales.
  • – En caso de ser posible, postergar viaje a áreas de transmisión de coronavirus.
  • – En el caso de personas residentes en instituciones para personas mayores, se recomienda evitar las visitas de personas con síntomas respiratorios y quienes hayan estado en lugares de transmisión viral en los últimos 14 días.

La definición es dinámica y va variando con el transcurso del tiempo.

Esta información es dinámica y puede variar según nuevas evidencias. Las siguientes son las definiciones generadas por el Ministerio de Salud de la Nación, acceso con fecha 16 de marzo de 2020.

Contacto estrecho en la comunidad:

  • Personal de salud o cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso probable o confirmado mientras el caso presentaba síntomas y que no hayan utilizado las medidas de protección personal adecuadas.
  • Cualquier persona que haya permanecido a una distancia menor a 2 metros, (ej. convivientes, visitas) con un caso probable o confirmado mientras el caso presentaba síntomas.
  • Cualquier persona que ha trabajado con un caso confirmado de COVID-19 en estrecha proximidad.
  • Cualquier persona que ha compartido la misma aula que un caso confirmado (no se ha determinado tiempo de exposición específico).

Contacto estrecho en un avión/bus:

  • Todos los pasajeros situados en un radio de dos asientos alrededor de casos confirmados, que hayan estado sintomáticos durante el vuelo y a la tripulación que haya tenido contacto con dichos casos.

Contacto casual:

  • Persona que ha mantenido un contacto por un periodo corto de tiempo y a una distancia menor a dos metros con un caso confirmado de COVID-19.

El “período de incubación” es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad, que según los datos disponibles oscila entre 1 y 14 días, y en promedio alrededor de 5 días. A modo de comparación, el período de incubación de la gripe es 2 días en promedio y oscila entre 1 y 7. Por esta razón se les pide a las personas que podrían haber estado en contacto con un caso confirmado que se aíslen por 14 días.

La duración de la enfermedad varía de persona a persona. Los síntomas leves en un individuo sano pueden desaparecer solos en unos pocos días, generalmente alrededor de una semana. Similar a la gripe, la recuperación de una persona con otros problemas de salud en curso, como una afección respiratoria, puede llevar semanas y, en casos graves, complicarse o ser potencialmente fatal.

No, la vacuna antigripal solo previene la influenza. Todavía no existe una vacuna contra el coronavirus COVID-19, por eso es tan importante la prevención.

De todos modos, es importantísimo que los grupos de riesgo ante la gripe (adultos mayores, personas con problemas respiratorios, personal de salud) se apliquen la vacuna contra la influenza como todos los años.

Hasta el momento no hay vacunas que protejan contra COVID-19. Tampoco existe un tratamiento específico.

El diagnóstico temprano y la atención de apoyo general son importantes. La mayoría de las veces, los síntomas se resuelven por sí solos. Las personas que tienen enfermedades graves con complicaciones pueden necesitar ser atendidas en el hospital.

Las infecciones causadas por nuevos coronavirus no tienen tratamiento específico, aunque sí se pueden tratar los síntomas que provoca. El tratamiento de los síntomas va a depender del estado clínico de cada paciente.

No. El diagnóstico debe realizarse en los laboratorios de referencia, en muestras clínicas respiratorias. Las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación son las que establecen a cuáles personas hay que realizarles los estudios correspondientes.

Aunque hubo un caso de un perro infectado en Hong Kong, hasta la fecha no hay pruebas de que un perro, un gato o cualquier mascota pueda transmitir la COVID-19 ni de que esos animales puedan enfermarse de un ser humano. Igualmente, siguen las investigaciones y el conocimiento sobre esta nueva enfermedad.

Además, es importante tener algunos cuidados al sacar a las mascotas para que hagan sus necesidades durante el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Podés denunciar al 134. En caso de que no puedas comunicarte a ese teléfono, sugerimos mandar un correo electrónico a denuncias@minseg.gob.ar o llenar el formulario de denuncias anónimas entrando a https://denunciasweb.minseg.gob.ar/

SÍNTOMAS Y MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Las personas con COVID-19 suelen tener síntomas similares a una gripe, como fiebre, cansancio y tos seca.

Algunas personas pueden presentar dolores musculares, congestión nasal, dolor de garganta o diarrea.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad en unos 7 días sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 cada 6 personas que desarrollan COVID-19 puede evolucionar a una enfermedad grave y tener dificultad para respirar, que puede requerir internación.

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como enfermedad cardiovascular, enfermedad respiratoria o tienen las defensas debilitadas, presentan más riesgo de desarrollar una enfermedad grave. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica en forma inmediata.

El lavado de manos es la forma más sencilla de prevenir muchas enfermedades, no solo la del nuevo coronavirus COVID-19. Es importante que lo hagas:

  • Antes de tocarte la cara.
  • Después de toser o estornudar.
  • Después de ir al baño.
  • Antes y después de cambiar pañales.
  • Antes de preparar y comer alimentos.
  • Antes y después de visitar o atender a alguien que está enfermo.
  • Después de tirar la basura.
  • Después de tocar superficies que se usan con frecuencia como las manijas de las puertas, las barandas, los pasamanos, etc.
  • Después de estar en lugares públicos o de tocar animales.

Lavarte las manos con agua y jabón o usar desinfectante a base de alcohol elimina las partículas virales que pueda haber en tus manos.

Así se evita la propagación del virus. Si se hace con las manos contribuimos a que el virus se traslade a todo aquello que tocamos.

Sí. Los virus respiratorios pueden transmitirse al darse la mano y luego ‎tocarse los ojos, la nariz y la boca. Por este tiempo, es mejor saludar con un gesto o una inclinación de la cabeza antes que con la mano. ‎

Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotitas de líquido que pueden contener el virus. Si esa persona tiene la enfermedad y está demasiado cerca de otra, esta puede respirar las gotitas y con ellas el virus de la COVID-19.

Distanciamiento social significa:

  • que dejes una distancia de al menos 1 metro entre vos y otros;
  • que evites las multitudes y las reuniones masivas en las que sea difícil mantener la distancia adecuada de los demás;
  • que evites pequeñas reuniones en espacios cerrados, como celebraciones familiares;
  • que evites dar la mano, abrazar o besar a otras personas;
  • que no compartas el mate, vajilla, y utensilios;
  • que evites visitar a personas vulnerables, como las que se encuentran en centros de atención para personas mayores u hospitales, bebés o personas con sistemas inmunes comprometidos debido a enfermedades o tratamiento médico.

Podés viajar al trabajo en transporte público si no tenés otra forma dehacerlo. Por favor, tratá de mantener la distancia social con otros/as pasajeros/as .

El distanciamiento social es una medida efectiva, pero se reconoce que no se puede practicar en todas las situaciones; su objetivo es reducir el potencial de transmisión. Tené en cuenta que, en este sentido, en algunas jurisdicciones es obligatorio el uso de tapabocas, máscaras o barbijos caseros en medios de transporte o comercios como apoyo a las medidas de distanciamiento social.

Es importante que todos hagamos nuestra parte para limitar la propagación de la COVID-19 cumpliendo con el aislamiento social, preventivo y obligatorio; esto ayudará a proteger a las personas vulnerables en nuestra comunidad y reducirá la carga sobre el sistema de salud.

El distanciamiento social es la mejor medida que podemos tomar para disminuir la circulación del coronavirus SARS-CoV2 causante de la enfermedad COVID-19.

Debés tener en cuenta que no es siempre posible lograr un distanciamiento social absoluto. De todas formas te recomendamos fuertemente intentar realizarlo con la finalidad de protegerte y proteger a los demás.

Las manos tocan muchas superficies y pueden contener el virus en su superficie. Una vez contaminadas, pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Si el virus ingresa puede causar la enfermedad.

Por este motivo es importante lavar las manos frecuentemente o utilizar alcohol en gel.

Quedarnos en casa, mantener la distancia social y lavarnos las manos varias veces por día son las mejores medidas conocidas hasta ahora para prevenir el coronavirus. Sin embargo, el uso de barbijos caseros también puede contribuir a disminuir el riesgo de transmisión cuando no se pueden asegurar esas medidas. Para más información, consultá uso de barbijo casero.

La siguiente definición es dinámica y puede variar en el transcurso de la pandemia.

Al día de la fecha se considera “contacto” a toda persona que haya estado cerca (cara a cara durante al menos 15 minutos o en el mismo espacio cerrado durante al menos 2 horas) de una persona que tiene diagnóstico confirmado de COVID-19.

Si sos identificado como contacto de una persona con infección confirmada por COVID-19, debés reforzar tu aislamiento durante 14 días contados desde el último contacto con el caso confirmado de COVID-19, controlar tu salud e informar cualquier síntoma. Si vivís con otras personas, a su vez, debés cumplir estrictamente el aislamiento dentro de tu domicilio y no tener contacto estrecho con ningún conviviente, sobre todo si la persona es mayor de 60 años o si forma parte de un grupo de riesgo.

Los contactos de contactos estrechos no conllevan un riesgo. Si estuviste en contacto con una persona identificada como contacto estrecho de otra persona con infección confirmada por la COVID-19, debés mantener el mismo aislamiento social preventivo que sigue toda la sociedad y, seguir con las medidas generales para prevenir la enfermedad por el nuevo coronavirus COVID-19. Por otro lado, es recomendable que prestes especial atención a los signos de alerta o a la aparición de síntomas por más leves que sean.

Personas que vengan desde el exterior deben mantener aislamiento domiciliario durante 14 días desde el ingreso al país.

  • Deben permanecer en forma estricta en el lugar determinado por la autoridad sanitaria.

  • Si durante los días de aislamiento son enviados a su domicilio, no deberán recibir visitas hasta no tener el alta.

  • No deben tener contacto estrecho con otras personas (distancia mínima de 1 metro).

  • Las personas mayores de 60 años, embarazadas o quienes están dentro de los grupos de riesgo (enfermedad cardiovascular, diabetes y enfermedad respiratoria crónica, entre otras) no deben convivir con personas que vengan desde el exterior.

  • Deben delegar la realización de mandados o compra de medicamentos a personas de confianza o del entorno familiar que no pertenezcan a grupos de riesgo.

  • Deben lavarse las manos con agua y jabón o alcohol en gel periódicamente.

  • Al toser o estornudar, deben cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo, o usar pañuelo descartable (y desecharlo inmediatamente).

  • Deben ventilar adecuadamente los ambientes.

  • No deben compartir utensilios de cocina (plato, vaso, cubiertos, mate, etc.). Todo esto deberá limpiarse con agua y detergente luego del uso.

  • Los elementos de aseo deben ser de uso exclusivo (jabón, toalla). Se deberán lavar luego de su uso.

Un contacto estrecho es cualquier persona que haya permanecido a una distancia menor a 1 metro, (ej. convivientes, visitas) con una persona que presentaba síntomas y luego fue confirmada por coronavirus.

Estas personas deben mantener aislamiento domiciliario durante 14 días desde el último contacto con el caso confirmado o bien, en caso de ser convivientes, 14 días desde el último día en que el caso confirmado presentó síntomas. En todas estas situaciones cada persona deberá cumplir con las siguientes medidas:

  • No deben tener contacto estrecho con otras personas (distancia mínima de 1 metro).

  • No deben salir del domicilio.

  • No deben recibir visitas.

  • No deben haber presencia de personas mayores de 60 años en la misma vivienda.

  • Deben lavarse las manos con agua y jabón o alcohol en gel periódicamente.

  • Al toser o estornudar, deben cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo, o usar pañuelo descartable (y desecharlo inmediatamente).

  • No deben compartir utensilios de cocina (plato, vaso, cubiertos, mate, etc.). Todo esto deberá limpiarse con agua y detergente luego del uso.

  • Los elementos de aseo deben ser de uso exclusivo (jabón, toalla). Se deberán lavar luego de su uso.

  • Deben ventilar adecuadamente los ambientes.

  • Deben limpiar y desinfectar las superficies y objetos de uso frecuente (especialmente mesas, mesadas, sillas, escritorios y otros utilizados diariamente).

  • Esto se hará de la siguiente manera:

  • – Lavar con una solución de agua y detergente.
  • – Enjuagar con agua limpia.
  • – Desinfectar con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina de uso comercial en 1 litros de agua.
  • – Ante la presencia de síntomas (tos o fiebre o dolor de garganta o falta de aire), comunicarse (idealmente de manera telefónica) inmediatamente con el servicio de salud.

RECOMENDACIONES PARA LA LIMPIEZA DEL HOGAR Y EL CUIDADO PERSONAL

Para la limpieza es recomendable usar productos tradicionales, simples y baratos como el detergente. Agua y detergente son adecuados siempre que se frote bien y se elimine todo material o suciedad visible.

Antes de usar un producto de limpieza, leer bien la etiqueta y seguir las normas de uso y protección que se indican en el envase, controlando la fecha de vencimiento.

Y recordemos que las mujeres embarazadas o las personas con afecciones respiratorias como asma u otras, son especialmente delicadas frente a los productos químicos de limpieza.

Sea el producto que sea, siempre se debe chequear su fecha de vencimiento antes de utilizarlo. Usarlo siguiendo las instrucciones del fabricante ya que su uso indebido puede ser peligroso, o disminuir o anular su efectividad. No se deben diluir o mezclar productos entre sí a menos que esté indicado en el envase.

Después de limpiar pisos y superficies con agua y detergente, o el producto que utilices habitualmente, se recomienda desinfectar con lavandina. Se debe colocar 10 ml de lavandina (2 cucharadas soperas) por cada litro de agua o 100ml de lavandina por cada 10 litros de agua (un pocillo de café en un balde con agua aproximadamente). Debe ser lavandina de uso doméstico (con concentración de 55 gr/litro).De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, se debe colocar el doble volumen de lavandina para lograr una correcta desinfección. Debe prepararse el mismo día que se va a usar si no pierde poder d esinfectante.

La limpieza de las superficies y pisos se puede realizar correctamente siguiendo estos tres pasos:
1. Lavar con una solución de agua y detergente.
2. Enjuagar con agua limpia.
3. Desinfectar con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina (con concentración de 55 gr/litro) en 1 litro de agua. De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, se debe colocar el doble volumen de lavandina para lograr una correcta desinfección.

Nunca se debe mezclar detergente con lavandina. Esta combinación puede desprender vapores venenosos que afectan la salud. Si se limpia con detergente, se debe enjuagar con agua limpia antes de desinfectar con lavandina.

Tratá de usar los guantes de goma de uso habitual para evitar el contacto de las manos con los productos de limpieza. Como cuidado general, hay que evitar las salpicaduras en el rostro y una vez finalizada la limpieza, lavate las manos con agua y jabón.

Sí, se puede usar una solución de cloro o lavandina de baja concentración (0,05%). Se debe usar únicamente en caso de no tener jabón o desinfectante ‎de manos a base de alcohol. No debe emplearse seguido porque puede irritar las manos y afectar la salud.

Si bien el detergente puede limpiar las manos, sus componentes lo hacen muy fuerte para la piel, por lo que es conveniente usar el jabón para manos común.

Sí, todos los jabones sirven, incluso el jabón en pan blanco. El virus tiene tres capas, una de las cuales y la principal es grasa. Los jabones eliminan esta grasa y arrasan con las otras capas que lo componen.

No. Es importante que nos lavemos siempre con agua limpia y jabón. Si no contamos con agua corriente, podemos usar una botella de plástico, llenarla con agua potable o potabilizada y aflojar la tapa un poco para que salga un pequeño chorrito de agua cuando la botella esté boca abajo. Otra persona tiene que sostener la botella mientras usted se lava las manos con jabón debajo del agua. (El agua usada se puede recolectar en un balde y usarse para el baño, por ejemplo.)

Además del agua potable suministrada por la red (agua corriente), podés convertir en agua segura aquella que proviene de otras fuentes (pozo, aljibe, cisterna, etc.).

En ese caso, agregale 2 gotas de lavandina (con concentración de 55 gr/litro), por litro de agua (y dejala reposar por lo menos 30 minutos antes de consumirla) o hervila durante tres minutos, ya sea agua para beber, lavarse las manos o los dientes, cocinar o lavar las verduras y frutas. De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, se debe colocar el doble volumen de lavandina para lograr una correcta desinfección.

Si se van a consumir frutas y verduras crudas, lavalas con agua para eliminar tierra e impurezas. Luego, las podés desinfectar sumergiéndolas en agua con 1,5ml (media cuchara de té aproximadamente) de lavandina por litro de agua (dejando actuar 20 minutos). Debe ser lavandina de uso doméstico (con concentración de 55 gr/litro). Volvé a enjuagar bien con abundante agua antes de consumir.

Para la limpieza del celular se puede utilizar un paño o tela y alcohol. Los estuches de celulares y otros objetos de plástico se pueden lavar con agua y jabón o detergente. Las manijas, picaportes, llaves y elementos de metal se pueden limpiar con un trapo con lavandina diluida (2 cucharas soperas en 1 litro de agua si es lavandina con concentración de 55gr/ litro, de utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, se debe colocar el doble volumen de lavandina). Se recomienda limpiarlos diariamente.

Lavá la ropa de cama y toallas con jabones o detergentes habituales y luego secalas idealmente con luz solar antes de volver a usarlas.

En tu casa, tratá de evitar lo más posible el contacto directo con las otras personas: como abrazar, dar la mano, besar, etc. Si hay niños y niñas, se pueden crear junto a ellos otras formas de expresar cariño y cercanía a través de juegos, etc.

También recordá no compartir el mate, los cubiertos, los platos y vasos, entre otros.

En caso de recibir paquetes que hayan sido manipulados, transportados y expuestos a diferentes condiciones y por diferentes personas, te sugerimos tener en cuenta lo siguiente:

Puntos clave al usar un desinfectante

  • Chequeá la fecha de vencimiento.
  • Usá acorde a las instrucciones del fabricante, su uso indebido puede resultar en menor o falta de efectividad o puede ser peligroso.
  • No lo diluyas salvo indicación del fabricante.
  • No mezcles productos entre sí salvo indicación del fabricante.

Puntos clave al realizar el procedimiento de limpieza

  • Usá guantes de limpieza habitual.
  • Lavate las manos con agua y jabón luego de terminar la limpieza.
  • Evitá salpicaduras en el rostro.
  • Te sugerimos evitar el uso de las formulaciones en spray, debido a que si el mismo se aplica en forma directa sobre una superficie, puede no tener acceso a las zonas más contaminadas. En caso de usar spray, debés realizarlo aplicando el mismo sobre papel descartable, hacé la limpieza y el arrastre, y tirá el papel.
  • Para evitar accidentes, guardá los productos en su envase original o debidamente rotulado en un lugar seguro, debidamente aislados de otros productos con los que se puedan confundir por su forma (sobre todo alimenticios).
  • Mientras estés limpiando o utilizando productos de limpieza en casa, no dejes nunca sus recipientes desatendidos en presencia de un niño/a pequeño.
  • No los ingieras.

INFORMACIÓN SOBRE VIAJES

Actualmente, según las normativas del aislamiento social preventivo y obligatorio, no se pueden realizar viajes.

Si estuviste, saliste de, o transitaste por un país de con circulación de COVID-19 en los últimos 14 días, debés autoaislarte de los demás durante 14 días contados a partir del día en que saliste del país afectado, y controlarte para detectar síntomas. Hay jurisdicciones que tienen protocolos específicos para las personas que llegan de viaje en los vuelos autorizados.

Si desarrollás fiebre o síntomas respiratorios, aunque sean leves, contactate con el sistema de salud.

En caso de dificultad respiratoria, o si tus síntomas son graves, llamá a emergencias identificándote inmediatamente, informá al personal a dónde viajaste o si estuviste en contacto con un caso confirmado.

Si tenés síntomas, es importante que no vayas al trabajo, mantengas el aislamiento y el distanciamiento social de tus convivientes hasta que seas evaluado, aunque formes parte del personal esencial.

Si viajaste a otro país en los últimos 14 días, sin importar cuál sea dicho país, debés autocontrolarte para detectar síntomas, practicar el distanciamiento social y el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Si desarrollás fiebre o síntomas respiratorios, aunque sean leves, por favor contactate con el sistema de salud.

En caso de dificultad respiratoria, o si los síntomas son graves, llamá a emergencias, informá al personal a dónde viajaste o si estuviste en contacto con un caso confirmado.

Si tenés síntomas, es importante que no vayas al trabajo aunque seas parte del personal esencial.

En la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto hay información para los ciudadanos argentinos que estén experimentando dificultades para el regreso al país con motivo de la suspensión de vuelos por la pandemia de coronavirus.

SI NOTAS SÍNTOMAS O TENES DUDAS COMUNICATE AL
0800 333 1002